Victoria y Cándido - Fotografía Yolanda del Valle